Planificar Objetivos a nivel profesional y personal

Comparte esto:

Cuando trabajas en cualquier tipo de empresa te planteas  planificar objetivos. Independientemente del puesto que tengas; puedes ser el más alto director gerente, o el último trabajador del departamento más pequeño. Siempre hay objetivos. Si no te los planteas tú te los plantearán tus superiores. Deberás realizar tantas ventas al mes, tendrás que atender un mínimo de x clientes, etc.

 

A nivel personal también ocurre lo mismo. Bien de forma consciente o inconsciente todos necesitamos planificar objetivos: hacer un curso de ventas, ahorrar para esas vacaciones, buscar un piso mejor… todo se trata de poner objetivos, para alcanzar las metas personales.

 

Ocurre muchas veces que a la hora de crear un proyecto, hacer un plan de acción, incluso cuando nos planteamos objetivos a nivel personal, nos venimos arriba y planteamos un montón de objetivos, que pueden llegar a agobiar.

 

Y a la hora de planificar objetivos puedes tener en cuenta muchas cosas o factores, objetivos generales, específicos,  y complicarlos hasta límites insospechados. Depende de la finalidad que busques, si son a nivel empresarial, del tipo de trabajo, del nivel de responsabilidad, etc. 

 

Me centro en unos tips básicos que pueden ser de utilidad inmediata, y en breve escribiré un artículo extenso con detalles y probablemente un curso para aprender a diseñar y planificar objetivos. Si quieres más información pulsa aquí.

 

Los objetivos deben ponerse por escrito

 

Planificar objetivos y guardarlos en nustra la cabeza lo hacemos todos. Parece obvio, pero seguro que te ha pasado. Al final terminas olvidándolos. A mi me ha ocurrido muchas veces que justo al salir de una reunión, muy inspirado, y se me han ocurrido muchas ideas muy buenas. Y tengo claro que son tan buenas que es imposible olvidarlas. Hasta que me levanto al día siguiente, y comprendo que estaba equivocado.

 

El número de objetivos ideal es entre tres y cinco

 

Establecer demasiados objetivos hará que se diluya la motivación en breve y hará que muchos de ellos se abandonen, no llegando a materializarse nunca. O peor, que te agobies y te bloquees, no cumpliendo ninguno de ellos.

Si crees necesario planificar muchos objetivos, es mejor que planifiques tiempos diferentes para ellos, y lo dividas en bloques.

Céntrate en un par de ellos a la vez si es posible, cuanto menos te compliques la existencia más sencillo será que los consigas y puedas pasar al siguiente bloque de objetivos.

 

Planea cómo vas a hacerlo.

 

Además de escribir el plan, apunta las diferentes acciones que llevarás a cabo para conseguirlo. De nuevo, solemos tener días o momentos muy lúcidos en los que se nos ocurren muchas cosas, pero corremos el riesgo de olvidarlas; el papel o la aplicación que usas habitualmente te ayudarán a llegar a buen puerto.

Realizar listas de acciones que puedes realizar para acercarte al objetivo es muy útil. Y da igual que lo hagas en una servilleta, en tu agenda o donde quieras.

 

Si quieres más información sobre planificar objetivos o contactar conmigo puedes hacerlo aquí, o puedes localizarme en Linkedin.