Comunicación eficaz: todo lo que necesitas saber

Comparte esto:

Hablemos de la comunicación eficaz.

Cuando se trata de contar una idea o un mensaje, todos podemos hacerlo. Lo hacemos a diario.

Pero ¿lo hacemos de forma eficaz? ¿Llega nuestro mensaje a los demás de forma que les despierte interés o les convenza?

Puede que nuestra comunicación no sea eficaz como pensamos. Si quieres aprender a comunicarte eficazmente sigue leyendo:

Qué opina la gente de los comunicadores,  las charlas y las presentaciones.

Muchos de nosotros hemos visto alguna vez, u oído, sobre las charlas TED. Y hemos pensado que son personas increíbles, con una capacidad para comunicar impresionante. Y que tienen una naturalidad tremenda. Bien, lo cierto, es que cuanto más natural parece, más preparado está.

Los buenos comunicadores preparan muchísimo sus contenidos, la naturalidad viene con la práctica y la experiencia.

Pero también alguna vez hemos tenido que acudir a alguna presentación en la que nos hemos aburrido mortalmente. En la que hemos llegado a dar alguna cabezada y hemos repetido mentalmente cien veces: “que se acabe ya, por favor…”

Primero de todo, vamos  a dejar claro que hablar de forma eficaz, es una habilidad. Por tanto, se puede aprender. Y esto se aplica a cualquier sexo, edad y condición. Todo el mundo puede hacerlo.

Cuando se analizan las opiniones de la gente ante una charla, los resultados son abrumadores:

  • El 44% de ellas son calificadas de aburridas.
  • El 40%, soporíferas.
  • Un 13% se engloban en otros adjetivos.
  • Y tan sólo el 3% de las presentaciones, charlas y conversaciones son calificadas de estimulantes.

Nosotros, ¿dando una charla o presentando?

Y ¿si fuéramos nosotros los que tenemos que hacer la presentación sobre un tema, dar una charla a un grupo de personas?

No es algo tan descabellado. La mayoría de nosotros, de hecho, lo hacemos habitualmente:

  • A nivel profesional.
  • En reuniones sociales, por ejemplo en la reunión del colegio de nuestros hijos. O cuando contamos las últimas vacaciones ante nuestros amigos.
  • En casa, cuando explicamos algo a nuestros hijos, o ante la familia, en Navidad.

En el fondo, hablar en público de una u otra forma, es algo normal y habitual. Y esto puede hacer que seamos unos buenos comunicadores

Sobre qué puedo hablar?

A la hora de plantearnos dar una charla o hacer una presentación en público nos podemos guiar por el principio SED:

  • S corresponde a Sabiduría. Se trata de buscar temas sobre los que tengamos conocimientos. Y Experiencia. Hablar de temas que no dominamos, o sobre cosas que no hemos experimentado, difícilmente van a calar en las otras personas, además de hacernos sentir inseguros a nosotros mismos.
  • La E la utilizamos para hablar desde la Emoción. La emoción es lo que nos conecta con las personas. El 90% de las decisiones que tomamos no son racionales; en última instancia, la emoción es lo que nos mueve a la hora de decidir. A la hora de hablar en público, se trata de analizar la energía del otro. Podemos, bien adaptarnos a su nivel de energía, o si es menor que el nuestro, intentar arrastrarle hacia nosotros, hacia la emoción que queremos transmitir, de forma que generemos entusiasmo. En el fondo, la comunicación, de lo que trata es de despertar el interés en los otros.
  • La D habla del deseo; un deseo profundo y vivo de comunicar. Y de crear deseo en los demás, de escuchar y compartir lo que estás diciendo.

El impacto en la comunicación.

La comunicación consta de varias partes. Es un clásico del que todos hemos oído hablar, pero merece la pena analizarlo de nuevo y recordar conceptos:

  • El 55% de la comunicación se realiza de manera visual. Nos referimos al lenguaje no verbal: la posición de nuestro cuerpo respecto a los demás, la postura, cruzar la mirada, la gesticulación… la mayor parte de las veces no prestamos atención a esto, y hace que la comunicación tenga una calidad inferior a la que podría tener, el potencial que podemos alcanzar.
  • El 38% de lo que comunicamos corresponde al tono que utilizamos. Esto es así siempre que utilicemos un tono congruente con lo que estamos intentando transmitir, si no, puede no agregar valor a la comunicación, e incluso llegar a perjudicar al mensaje.
  • Tan sólo el 7% de la comunicación, a nivel global, pertenece al mensaje, a la idea que estamos tratando de transmitir a los demás.

Cómo tener una comunicación eficaz.

Hasta ahora lo que hemos visto es en qué consiste la comunicación, los componentes que tenemos que tener en cuenta  a la hora de preparar una charla, y cómo se divide la comunicación según los canales por los que la percibimos, y cómo se relacionan entre ellos para en conjunto, transmitir el mensaje, la emoción y despertar el interés en los demás.

Para hablar de manera eficaz podemos tener en cuenta algunos tips:

  •  Estar muy bien preparados en el tema que vamos a tratar, cuanto más, mejor.
  • Conocer los intereses de la audiencia; debemos conocer cuáles son los intereses de las personas que tenemos delante, y podemos hacerlo preguntando, directamente, o informándonos a través de las RRSS.
  •  Determinar el objetivo que queremos conseguir al hablar. Debemos plantearnos un solo objetivo; si queremos transmitir varias ideas, por ejemplo cocina, viajes y trabajo, podemos llegar a perder el foco de la atención. No vamos a poder centrar la atención de las personas en la idea que queremos, diluyendo el objetivo de la charla o la presentación.
  • Debemos preparar anotaciones breves sobre los puntos clave que queremos transmitir, no se debe escribir todo lo que queremos decir, la presentación al completo, por varios motivos. Se pierde la naturalidad, y si tenemos que estar pensando en qué decir, vamos a perder de vista la parte no verbal de la comunicación, con las consecuencias negativas que esto conlleva. Esto nos lleva al siguiente punto:
  • No memorizar.
  • Saber más del tema que el material que estamos preparando.
  • Utilizar ilustraciones y ejemplos. El storytelling es muy útil. Historias propias o ajenas, que ayudan a llegar al mensaje, a crear la emoción.
  • Utilizar medios de apoyo audiovisuales. Pero bien utilizados. Una presentación de mala calidad, o con demasiado texto, hará que la gente se aburra, que vaya a un ritmo diferente al nuestro. El foco de la atención debemos ser nosotros.
  • Ensayar. Ensayar y después analizar lo que hemos hecho. Para esto es necesario que previamente sepamos lo que queremos analizar. Existen diferentes técnicas de ensayo:
    •    Utilizar un espejo.
    •    Grabarse uno mismo en video.
    •    El uso de la visualización.
  • Conocer y controlar el uso del tiempo.
  • El control de los nervios. Obviamente cuanta más experiencia se tiene en algo, mejor se controlan los nervios, aunque siempre van a estar ahí. Podemos usar diferentes técnicas para el control de los nervios ante una presentación, por ejemplo:
  • Técnicas de respiración
  • La preparación; cuanto mejor nos hayamos preparado, más confiados nos encontraremos.
  • Activarnos, tener controlado nuestro nivel de activación. Si estamos bloqueados o bajos de ánimo ante la charla, escuchar música nos puede ayudar a mejorar el estado de ánimo.
  • No imitar. Debemos ser nosotros mismos, no podemos imitar a los demás porque no es viable la copia, al final, cada uno es un ser único, y eso es lo que nos hace ser nosotros. Por tanto, no seamos otra persona.

Recomendaciones finales para una buena comunicación.

Para la parte final, una serie de recomendaciones como pueden ser:

  • Si es un honor que nos inviten a hablar, digámoslo.
  • Hablar pensando en los otros, en lo que buscan y necesitan.
  • Transmitir aprecio.
  • Hablar con modestia y humildad.
  • Disfrutar al hablar.
  • Evitar las justificaciones.
  • Cuando sea posible, mencionar a las otras personas.
  • Hacer que los demás se sientan importantes.
  • Hablar en plural. Primera persona del plural. Nosotros.
  • Apelar a las emociones.
  • Aceptar las críticas.
  • Ser buenas personas.

¿Has tenido que dar una charla, hacer una presentación o hablar en público alguna vez?

Comparte en los comentarios tu experiencia.

Te invito a utilizar la información de este artículo, y si necesitas ayuda en la preparación de tu presentación, no dudes en ponerte en contacto conmigo aquí

Si quieres también puedes contactar conmigo en Linkedin

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *